Justicia internacional exige intervención de la OMS en Venezuela en defensa al derecho a la Salud

 

 

 

Washington Marzo 7  de 2016

 

Dra. Carissa F. Etienne

Directora

Organización Panamericana de la Salud

Presente.-

 

cc:  Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas

      Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

 

Asunto: Solicitud de intervención de la OMS en Venezuela dada la crisis humanitaria y

la epidemia del zika

 

Estimada Dra. Etienne,

 

Le escribo a nombre de Justicia Internacional, una organización dedicada a la defensa de los derechos humanos en el mundo, para solicitarle la urgente e inmediata intervención de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Venezuela con el objeto de rescatar el sistema de salud, implementar un plan de control de epidemias con particular atención al Zika, y por sobretodo, promover acciones que conduzcan a defender y preservar los derechos inalienables a la salud y a la vida de los ciudadanos venezolanos.

Recientemente, dada la grave situación que enfrenta el sistema de salud en Venezuela, la Asamblea Nacional de este país declaró una crisis humanitaria.  En el decreto el Parlamento señala tomar la medida "en vista de la grave escasez de medicamentos, insumos médicos y deterioro de la infraestructura humanitaria". Recientemente el Diputado José Manuel Olivares entregó documentación a la OMS donde se evidencia la magnitud de la crisis en el sector salud en Venezuela.

Para Mayo del 2015, el problema del abastecimiento en el sector humanitario en Venezuela era ya motivo de preocupación en el reporte presentado por las ONGs Provea y CODEVIDA ante el Comité de Derechos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.  Según reciente señalamiento de la Federación Farmacéutica Venezolana (FEFARVEN) la escasez de medicamentos en este país se ubica en cifras mayores al 80 por ciento.

Concomitante a esta crisis de abastecimiento, la parálisis de los servicios de salud en Venezuela es alarmante, de acuerdo a declaraciones en la prensa de diferentes asociaciones de profesionales relacionados con la salud. La escasez de medicamentos y la falta de servicios médicos ya han cobrado vidas en Venezuela. Muy lamentablemente la prensa reporta casi a diario muertes de infantes, niños y personas de todas las edades debido a esta situación.  

Otro factor de importancia en esta crisis humanitaria tiene que ver con el tema epidemiológico.  En los últimos años, el número de casos reportados de diversas epidemias han venido en aumento en Venezuela.  Tal es el caso  de la malaria, la cual muestra un incremento significativo para los años  2013, 2014  y 2015 con 76.966., 89.365 y 136.402 casos reportados respectivamente.  Otras epidemias que han afectado a los venezolanos son el dengue y la chikungunya.

A esta grave situación se suma la epidemia del Zika. Mientras la OMS declaró esta epidemia como una emergencia de salud pública de importancia internacional, el gobierno venezolano niega la existencia o minimiza excesivamente la gravedad de la epidemia del Zika en Venezuela, poniendo así sus intereses políticos por encima de la defensa del derecho a la salud de los ciudadanos venezolanos. Este es un patrón de conducta en el cual el gobierno venezolano ha incurrido en forma sistemática ante diversas epidemias, hecho que ha sido denunciado por diversos sectores del área de salud en Venezuela.

Venezuela es particularmente vulnerable a la epidemia del Zika.  De acuerdo al mapa de la distribución del riesgo del dengue en el mundo, gran parte del territorio venezolano es clasificado como región de “muy alto riesgo” (posiblemente Venezuela posee la más alta concentración, relativa al territorio total, de áreas clasificadas de “muy alto riesgo” en el continente americano).  Entendemos que la familia del mosquito transmisor del dengue, el Aedes (eg. el  Aedes aegypti) es la misma de la del Zika. Varios expertos han señalado que la rapidez de la expansión del virus del zika en algunas zonas se debe a la alta concentración de mosquitos Aedes que se observa en ellas.

La potencial vinculación de la epidemia del Zika con el incremento de casos de microcefalia en Brasil es particularmente preocupante para Venezuela, por varias razones. Primero, Venezuela es uno de los países de mayor fertilidad en Sudamérica: ocupa el cuarto lugar en las estadísticas de fertilidad y el primer lugar en embarazos de adolescentes en el subcontinente.  A eso se le suma el hecho que la actual crisis de abastecimiento en Venezuela ha afectado seriamente el acceso a  métodos anticonceptivos.

La vulnerabilidad de Venezuela en relación con la epidemia del Zika se agrava por el simple hecho que en  comparación con el resto de la región, mientras varios gobiernos  han dictado directrices a la población y promovido planes y acciones de contingencia nacionales en respuesta al llamado de la OMS, la inacción del gobierno venezolano es notable. Igualmente destaca la negativa del gobierno venezolano a aceptar asistencia humanitaria internacional durante esta crisis, como bien su propia organización ha podido constatar. El pueblo venezolano todavía espera por guía, medidas y asistencia internacional para combatir las epidemias y la crisis humanitaria que sufre día a día.

Por las razones expuestas con anterioridad, ante la gravedad de la crisis humanitaria solicitamos la intervención inmediata de la OMS en Venezuela a través de la promoción de iniciativas para solucionar la crisis humanitaria en ese país. La comunidad internacional tiene la obligación de defender los derechos humanos de los ciudadanos venezolanos. Dada esta obligación es menester que la OMS lidere diversas iniciativas con el objeto, primero, de establecer medidas cautelares a favor de la población venezolana y la preservación de su salud y, segundo, constituir en forma inmediata una Delegación Evaluadora  in situ de la situación del sector salud en Venezuela.

La mencionada Delegación Evaluadora debe estar conformada por representantes de las organizaciones que la OMS considere pertinentes, incluyendo representantes de la Oficina del Alto Comisionada de las Naciones Unidas y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Esta delegación debe visitar a Venezuela de forma expedita, de tal forma que inmediatamente finiquitada  la etapa de evaluación, la OMS pase a coordinar la asistencia necesaria de manera  que se pueda a la brevedad posible sentar las bases para que el gobierno venezolano pueda por su propia cuenta mantener un sistema de salud que cumpla con las exigencias de las medidas cautelares previamente dictadas a favor de su pueblo.

El objetivo fundamental y único de tan urgente y necesaria intervención de la comunidad internacional, liderada por la OMS, en Venezuela es ante todo preservar  los derechos humanos universales e inalienables que poseen los ciudadanos venezolanos a la vida, derecho consagrado en el artículo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y igualmente el derecho a la salud, consagrado tanto en el artículo 25 de la Declaración y en el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Dra. Etienne, queremos agradecerle de antemano por su buena pro con respecto a esta iniciativa en defensa de los derechos humanos de los ciudadanos venezolanos.

Sin nada más que comunicarle, en nombre de Justicia Internacional, me despido atentamente, su servidor,

 

Carlos G. Suárez

Director - Justicia Internacional

www.JusticiaInternacional.org

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tlf: +1(650)8140730 (Directo)

 

Tlf: +1(650)3181852 (Whatsapp)